12febr.

Mr. P, o la amistad entre él y ella

Hace poco fue el cumpleaños de ‘mi mejor amigo’ (a día de hoy, todavía me cuesta no llamarle así) Javi se ríe y me dice que cómo puedo llamar así a alguien que ya no forma parte de mi vida. Yo le contesto que tiene razón, pero que hay personas que, por la razón que sea, no quieres olvidar. No me siento preparada para hacerlo.

Siempre recuerdo su cumpleaños, confundo el día, pero nunca me olvido de felicitarle. Supongo que me cuesta cortar ese último hilo y, honestamente, no me apetece hacerlo.

Hace más de seis años que no le veo. ‘Mi mejor amigo’, al que conocí en la nieve unas navidades a los trece años, al que le conté todo sobre mí con la libertad que un mejor amigo se merece y con el que compartí tantas cosas, un día, a sus treinta y tantos, Mr. P decidió que había cambiado y desapareció. Se volvió frío y se fue.

Mentiría si dijera que no me duele, porque sí lo hace y mucho…, pero supongo que no se puede obligar a nadie a permanecer a tu lado si no le apetece, no?

Observo a Lucas y cruzo los dedos para que un día no decida cambiar porque sí y olvidar a su mejor amiga. Porque la tendrá y la herirá si lo hace (espero aprender a educarle para que no cometa ese error)

Todo esto me hizo pensar en si es posible una simple amistad entre una pareja heterosexual. Mis amig@s coinciden en que no, sobre todo cuando esa amistad se forja en la infancia. Comentan que en cuanto ellos tienen pareja estable, desaparecen.

Personalmente, tengo mis dudas. Me cuesta creer que alguien sea capaz de romper una amistad solo porque el amor (o sucedáneo ) entre en sus vidas. Un poco cutre no?

Mr. P no es así, nunca fue  ese tipo de persona. Me gustaba su integridad y, sobre todo, su inocencia. Su visión de la vida era tan sencilla que yo, que vivía siempre con un miedo terrible al fracaso, envidiaba. Mi mejor amigo era fiel a los suyos. Sabía escuchar y siempre estaba ahí. Así le recuerdo yo y me niego a creer que el amor le haya cambiado.

A veces me gustaría tener una mente masculina, por aquello de que lo ven todo tan simple y reconocer que, sencillamente, decidió ir por otro camino, sin rencores ni tristeza y ya está. Que no ha pasado nada…que sólo han cambiado sus prioridades (porque las personas no cambian) y que ya no formo parte de ellas.

En realidad, yo sí tengo amigos y muy buenos. Cierto es que ya no disponemos del mismo tiempo para charlar y salir, pero no por ello han desaparecido (pobre de ellos!!)

Lo que sí es cierto, es que aunque la vida ponga distancia y robe tiempo, los verdaderos amigos perduran y, tarde o temprano, vuelven a aparecer.

Quizás por eso siga felicitando año tras años a mi mejor amigo, porque sé que algún día volverá (eso me gustaría) de nuevo y será como si nada hubiese pasado. Nos sentaremos, charlaremos y le presentaré a mis dos amores, Javi y Lucas.

…y vosotr@s qué opináis, se puede mantener una amistad hetero o por el contrario creéis que siempre hay algún tipo de interés?

Feliz casi viernes!

TXeLL

 

Share this Story

About Txell Perera

2 comments

  1. Ay que tema!!!yo te diria……. que siempre hay algo de interes en una super amistad heterosexual, pero eso no quita que no se pueda mantener la relación.Ahora bien,los dos tienen que estar de acuerdo en COMO mantenerla.Un beso a todos mis amigos

  2. Hola Míriam! En el caso de Mr. P. algo de eso habría…si no, daría señales de vida, no crees? Gracias por seguirme!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

© Copyright 2014, Todos los derechos reservados